Edificad

Palabras de Nehemías hijo de Hacalías. Aconteció en el mes de Quisleu, en el año veinte, estando yo en Susa, capital del reino,

que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalén.

Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego.

Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.

Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos;

esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado.

En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo.

Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos;

pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre.

Nehemías 1:1-9 – RVR1960

Edificad la casa de Jehovah a tiempo y fuera de tiempo aunque los tiempos sean malos.

Muchas bendiciones!

Buena Conciencia

Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.

Hebreos 10:19-22 – RVR1960

Viviendo estando seguro que las motivaciones provienen de una buena conciencia. En otras palabras podemos vivir en paz y seguros cuando sabemos que nuestras motivaciones han sido buenas.

Muchas bendiciones!

Persecución

Se habla de la posible persecución que va a afectar a la iglesia. En mi opinión ya llegó. En este tiempo muchas veces no se puede ni citar un versículo de la biblia sin que haya una persona que la trate de torcer.

Por otra parte me acuerdo del cuento del lobo. Todos hablaban diciendo por ahí viene el lobo. Pero el tal lobo no existía. Simplemente esto solo servia para traer confusión. Pero entiendo. Como dice el refrán “a rio revuelto ganancia de pescadores”.

De esta misma forma ha sido remecido todos los simientos de la humanidad. Llevándola a un caos. Pero la palabra de Dios dice.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 16:33 – RVR1960

Muchas bendiciones!

La Depresión

Jehová, no me reprendas en tu enojo, Ni me castigues con tu ira. Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo; Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen. Mi alma también está muy turbada; Y tú, Jehová, ¿hasta cuándo? Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma; Sálvame por tu misericordia. Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará? Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas. Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad; Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro.

Salmos 6:1-6,8 – RVR1960

Se puede decir que una persona que sufre de depresión es como un niño que se va a acampar a un bosque.

Cuando llega coloca una sombrilla busca una silla y se sienta a esperar. Allí pasa su tiempo y solo espera que la gente que encuentre en su camino le brinde todo aquello que siente que por si solo no puede alcanzar.

Se lamenta de su suerte, se lamenta de lo que le ha tocado vivir y se puede decir que se estaciona allí por un periodo de su vida.

El salmo anterior fue escrito por David precisamente en un momento en el que podríamos decir que se encontraba en depresión.

Una de las cosas negativas de la depresión no es la depresión en si misma pero ese pensamiento de que no puedes salir de ahí ya que te sientes seco y sin fuerzas para seguir adelante.

El niño figurativo debajo de la sombrilla empieza a depender de otros ya que se siente sin fuerzas para poder seguir adelante. Pero un día conoce un Dios supremo capaz de cambiar todo el panorama que está viviendo.

“Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él”.

Salmos 118:24 RVR1960

Aquí en este salmo podemos notar a una persona que se encuentra en una posición de alabanza dándole gracias a Dios por sus maravillas sabiendo que Dios es bueno y que es capaz de levantarlo de cualquier situación por la que pueda estar atravesando.

Una de las cosas más difíciles en ese tiempo de desesperanza es mirar atrás y darse cuenta del tiempo que ha transcurrido ya que el tiempo perdido no se puede recuperar.

Muchas bendiciones!

Fuente De Vida

Antes que nada existiera, ya existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios porque aquel que es la Palabra era Dios. Él estaba con Dios en el principio. Por medio de él todas las cosas fueron creadas, y no existe nada que él no haya creado. En él estaba la vida, y la vida era también la luz de la humanidad. Esta luz brilla en la oscuridad, y la oscuridad no puede apagarla.

Juan 1:1-5 – NBV

Muchas bendiciones!

Alabado Dios

Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo.

Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor

nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad,

para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado.

En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia

que Dios nos dio en abundancia con toda sabiduría y entendimiento.

Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad conforme al buen propósito que de antemano estableció en Cristo,

para llevarlo a cabo cuando se cumpliera el tiempo, esto es, reunir en él todas las cosas, tanto las del cielo como las de la tierra.

Efesios 1: 3-10

Invitados A La Mesa

Más bien, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos. Entonces serás dichoso, pues aunque ellos no tienen con qué recompensarte, serás recompensado en la resurrección de los justos. Al oír esto, uno de los que estaban sentados a la mesa con Jesús le dijo: —¡Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!

Lucas 14:13-15 – NVI

Después de un año y de los peligros que conllevaría la llamada epidemia del 2020, regresé a los servicios de la Iglesia local.

Los jóvenes del coro entonaban diferentes himnos y la unción se dejaba sentir en cada uno de las personas allí presente. Para mi, nada se compara a poder sentir y experimentar la presencia De Dios.

El versículo anterior relata una historia. Se trata de un señor importante quien hizo un banquete e invitó a muchas personas. Nadie quiso ir, porque cada uno estaba ocupado. Así que mandó a sus criados a invitar a todos aquellos que por una razón u otra estaban en desventaja. Unos cojos otros ciegos y posiblemente por no tener recursos económicos o no pertenecer a una clase social alta no habían sido invitados la primera vez.

Algo así hace nuestro Dios. El no se fija en tu necesidad. Puede que estés en desventaja económica a otras personas o puede que no. Puede que sufras algún mal. Puede que estés enfermo o te sientas sin rumbo.

Pero la buena noticia es que existe un Dios amoroso con sus manos extendidas y te invita a su mesa. Allí podrás experimentar el gozo de un Dios vivo.

Muchas bendiciones!

Misión De Doce

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro. Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba, para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.

1 Corintios 12:4-25 RVR1960

Eran doce los discípulos que andaban con Jesús. A lo cual nos pudiéramos preguntar ¿por qué doce?

Doce discípulos y doce también son las tribus de Israel. Así que pudiéramos llegar a la conclusión de que doce es algo representativo para el pueblo de Israel.

Doce con un ministerio y con un llamado de parte de Dios. Cada uno de ellos tenía un trabajo que realizar. Aún Judas fue una pieza clave para que la obra redentora de Jesús en la tierra se realizara.

“La mies es mucha y los obreros pocos”se puede leer en los evangelios. Dios ha encargado a hombres y mujeres de todas partes del mundo con una misión. Cada persona tiene un papel diferente que debe realizar en la tierra.

No todos son llamados para lo mismo y ciertamente no hay un ser humano en la tierra que pueda realizarlo todo. Por tanto, cada cual según con lo que el padre le ha encomendado; debe de cumplir con el plan y el propósito de su llamado.

Muchas bendiciones!