Edificios Sacados De Los Escombros

a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. Isaías 61:3 – RVR1960

En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo. Isaías 61:7 – RVR1960

Voy a tratar de dejar marcado en mi relato de hoy el proceso de una persona que se siente en ruinas y está tratando de recuperarse. Debido a que ese es el proceso por el cual he pasado personalmente.

Cuando una persona se encuentra en un estado de recuperación sea cual sea, Dios tiene un tratamiento especial con el o ella. Es bien importante entender esto. Es como cuando una persona está enferma o con alguna herida y hay que llevarla a emergencias en un hospital para bríndale un cuidado especial.

Cuando una persona se encuentra en un grupo determinado llámese iglesia, escuela, o podría ser un grupo de apoyo. Debemos entender que esa persona está lidiando con muchas cosas. Mucha de ellas son incómodas y dolorosas en si misma.

Yo me he encontrado en esa situación en donde posiblemente he dado la impresión equivocada. Así que hoy quiero dejar saber que en mi estado de recuperación he tenido muchas personas que me han apoyando. He estado en un sinnúmero de congregaciones donde me han tendido la mano y me he sentido cuidada. Y doy gracias por ello. He tenido mucha gente linda a quienes recuerdo con cariño.

Pero quiero añadir a esto que la persona que se siente caída también se siente sola aún cuando tenga miles de personas alrededor. Así que si da la impresión de estar rechazando cualquier ayuda nadie debe sentirse ofendido. Debemos de entender que la persona está librando una batalla que solo ella debe librar. Y en cierta forma debe de ser así porque es la única forma que Dios utiliza para trabajar con ella.

El querer ayudar a Dios o tratarle de darle una manita muchas veces retrasa el proceso ya que eso es algo personal entre dos, Dios y la persona afectada. Nadie conoce a nadie solo Dios puede hacer eso. Querer jugar el papel de ser Dios no lleva a nada muchas veces confunde más las cosas y puede afectar a mucha gente.

Los capítulos anteriores lo dice todo, el deseo de Dios para una persona que está en recuperación es sanarla y ponerla en el lugar que le corresponde. Si tu amigo(a) que me lees te sientes en un momento difícil en tu vida te digo con toda certeza que hay un Dios amoroso con los brazos abiertos esperando para abrazarte, cuidarte y sanarte.

Dios te ama. Refúgiate en él.

Muchas bendiciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s